Pasta Frola sin Azúcar

  • Pasta Frola Tradicional

  • Pasta Frola de Batata

  • Pasta Frola de Manzana

  • Pasta Frola de
    Frambuesa y Cereza

  • Pasta Frola de
    Chocolate y Naranja


  • "Pasta Frola sin Azúcar"

    Receta de Pasta Frola sin Azúcar


    Si no podéis tomar azúcar o bien no queréis tomarla para evitar un exceso de calorías, os proponemos preparar esta rica pasta frola sin azúcar, una receta que os sorprenderá por su buen resultado. Aquí os detallamos la receta.

    Ingredientes:

    - 400 gramos de harina
    - 150 gramos de mantequilla
    - Dos cucharadas de edulcorante en polvo
    - Dos huevos grandes
    - Piel rallada de un limón
    - Un chorrito de coñac (Opcional)
    - 400 gramos de dulce de membrillo sin azúcar
    - Agua




    Preparación:

    La preparación de esta pasta frola sin azúcar es similar a otras recetas de este dulce, así que si ya tienes experiencia previa te será muy sencilla de preparar, y si no, pues aquí te detallamos paso a paso la preparación de inicio o fin. Empezamos tamizando la harina en un recipiente, para filtrar sus grumos e impurezas si las tuviera. En otro recipiente vamos a echar los huevos, el edulcorante, la mantequilla y la piel rallada de un limón, y batimos bien con una batidora con varillas, hasta formar una masa homogénea y cremosa. Opcionalmente se le puede agregar un chorrito de coñac o cualquier otro licor.

    A la mezcla resultante vamos a ir echando la harina tamizada poco a poco y sin dejar de batir, para poder mezclarla más fácilmente y que quede una masa final sin grumos. Al acabar la amasamos un par de minutos con las manos, y después la ponemos en un recipiente, cubrimos el mismo con papel film y metemos en la nevera para que la masa tome cuerpo y se compacte un poco, para lo que debemos dejarla sobre una hora al menos. Si tienes prisa puedes meterla en el congelador unos 15 minutos.

    Mientras tanto ponemos el dulce de membrillo sin azúcar en un cazo, con medio vasito de agua, y a fuego lento iremos removiendo hasta que nos quede una crema menos espesa y con todo el membrillo disuelto. Aunque este tipo de membrillo se encuentra en cualquier supermercado sin problema, otra opción que te damos es emplear algún tipo de mermelada sin azúcar en su lugar, que también queda bien en la pasta frola, sobre todo si es de frambuesa o de arándanos. Reservamos el dulce de membrillo una vez que lo tenemos bien disuelto con el agua.

    Pasado el tiempo indicado sacamos la masa de la nevera y reservamos un tercio de la misma para después. El resto lo vamos a estirar sobre una superficie plana y enharinada y un rodillo de cocina hasta darle la forma del molde que vayamos a utilizar, y con un grosor que sea de un centímetro más o menos. La colocamos en el molde de forma que cubra todo el fondo y las paredes del mismo, recortando todo lo que sobre, que podemos unir al resto de la masa que habíamos reservado previamente. Ahora sería buen momento para precalentar nuestro horno a 200ºC, así lo tendremos listo para hornear en cuanto acabemos la preparación de la pasta frola.

    Con la masa ya bien colocada en el molde, vertemos por encima la crema de membrillo y la extendemos bien, para que quede bien repartida. Si necesitas más cantidad porque el molde sea muy amplio, no dudes en emplear más, mejor que quede una capa gruesa. Sobre esa capa vamos a ir colocando las tiras de masa de la forma tradicional, que haremos extendiendo la porción que reservamos y cortando unas tiras finas y largas, formando un entramado como si fuera un enrejado. Las pintamos con huevo batido y llevamos el molde al horno, cuando esté bien caliente, y en unos 30-35 minutos tendremos lista la pasta frola sin azúcar. La dejamos templar fuera del horno y después la llevamos a la nevera hasta que vayamos a comerla. Esperamos que os guste la receta y os resulte de utilidad.