Pasta Frola de Ricota

  • Pasta Frola Tradicional

  • Pasta Frola de Batata

  • Pasta Frola de Manzana

  • Pasta Frola de
    Frambuesa y Cereza

  • Pasta Frola de
    Chocolate y Naranja


  • "Pasta Frola de Ricota"

    Pasta Frola de Ricota


    En esta ocasión os enseñamos a elaborar una pasta frola de ricota, otra de las recetas más tradicionales para hacer pasta frola. Si tienes interés en probarla, te detallamos todo el proceso paso a paso.

    Ingredientes:

    - 250 gramos de harina
    - 500 gramos de ricota
    - Cinco huevos grandes
    - 325 gramos de azúcar
    - 125 gramos de mantequilla
    - Una naranja




    Preparación:

    Lo primero que vamos a hacer para preparar esta pasta frola de ricota será preparar la masa para la base de la misma. Vamos a utilizar un vaso donde podamos batir con la batidora, y en el mismo echamos la manteca ligeramente fundida y unos 125 gramos de azúcar, después batimos hasta mezclar bien y agregamos un huevo entero y una yema de huevo, que separaremos de la clara, y volvemos a batir bien para que se mezclen bien todos los ingredientes.

    A continuación tamizamos la harina y la vamos a ir echando en el recipiente anterior junto al resto de ingredientes para que se integre bien, lo que se consigue mejor echando una poca cantidad y mezclándola con las varillas, y así poco a poco hasta tener toda la harina integrada y sin formar grumos en la masa. Al acabar la amasamos un poco con las manos, la ponemos en un recipiente y dejamos que repose durante al menos una hora en la nevera, tapada con papel film transparente.

    Mientras tanto podemos ir preparando el relleno para la pasta frola, el cual haremos deshaciendo la ricota en un bol y agregando el zumo exprimido de una naranja. La ricota no es otra cosa que requesón, un producto lácteo parecido al queso, blando y suave y que se emplea normalmente en platos salados y dulces. También agregamos la piel de la naranja rallada, el azúcar que aún no habíamos usado, un par de yemas de huevo y la mantequilla, batimos un poco y después agregamos dos claras de huevo y volvemos a batir bien hasta que se mezclen todos los ingredientes anteriores.

    Cuando la masa haya reposado el tiempo necesario, reservamos una tercera parte de la misma para decorar la pasta frola al final. El resto la estiramos con un rodillo hasta dejarla con un grosor más bien fino, y cubrimos con ella el molde o tartera que vayamos a emplear para hacer la pasta frola. Si no utilizas un molde hecho de silicona, es recomendable engrasarlo previamente con un poco de mantequilla y espolvorear encima un poco de harina, para que no se pegue la masa. Ajustamos bien la masa para que quede bien apretada contra el molde y lo cubra bien, y después recortamos la masa que sobre por los bordes del mismo.


    Después vertemos dentro del molde el preparado de ricota que teníamos listo, y cubrimos bien la masa de forma que quede uniforme. Ponemos el horno a precalentar a 180ºC, mientras tanto acabaremos de hacer la pasta frola. Cogemos la masa que habíamos reservado, la estiramos bien y hacemos con ella unas tiras finas y alargadas, con las que iremos formando un enrejado sobre el relleno de ricota, hasta que nos queden bien colocadas, de la forma que tradicionalmente se hace la pasta frola. Si necesitas dar más cuerpo a la masa para facilitar la tarea, un truco es añadir un poco más de harina a la misma y así será más fácil manejar las tiras. Al acabar las pintamos con huevo batido y una vez que el horno está bien caliente, metemos y horneamos la pasta frola unos 35-40 minutos, hasta que la masa quede bien dorada y cocinada. Dejamos reposar a temperatura ambiente y después servimos así o tras dejarla en la nevera un rato antes.