Pasta Frola de Membrillo

  • Pasta Frola Tradicional

  • Pasta Frola de Batata

  • Pasta Frola de Manzana

  • Pasta Frola de
    Frambuesa y Cereza

  • Pasta Frola de
    Chocolate y Naranja


  • "Pasta Frola de Membrillo"

    Pasta Frola de Membrillo


    Aprende con esta receta a elaborar una estupenda pasta frola de membrillo, una receta que merece la pena probar y con la que sorprenderás a tus invitados. Sigue nuestras indicaciones y te saldrá perfecta.

    Ingredientes:

    - 400 gramos de harina
    - 175 gramos de mantequilla
    - 125 gramos de azúcar
    - 500 gramos de dulce de membrillo
    - Un sobre de levadura
    - Tres huevos grandes
    - Un chorrito de leche entera
    - Un limón
    - Sal
    - Agua




    Preparación:

    Para comenzar esta receta en la que haremos una rica pasta frola de membrillo, vamos a separar las yemas de dos huevos, y las echamos en un bol junto a un huevo entero, dejando las claras aparte para emplearlas en otra receta si quieres. Agregamos un chorrito de leche entera, la mantequilla medio derretida, la piel rallada de un limón y el azúcar. Con una batidora con unas varillas batiremos bien hasta que todos los ingredientes queden bien mezclados formando una pasta pegajosa y amarillenta. Puedes hacerlo con unas varillas manuales, pero te costará más esfuerzo.

    En otro recipiente vamos a tamizar la harina y la levadura, por si tuvieran grumos o algún tipo de impureza, que no queremos añadir a la masa. Agregamos una pizca de sal y mezclamos bien. Echaremos esta mezcla de ingredientes secos a la masa que preparamos anteriormente, pero lo hacemos agregando un poco cada vez y batiendo para mezclar esa cantidad, así hasta que acabemos de incorporar toda la harina mezclada. Se debe hacer así para que se mezcle bien y no queden grumos de harina en la masa.

    Una vez tengamos lista la masa resultante, la colocamos en un recipiente y lo envolvemos en papel transparente, y vamos meterla en la nevera durante una hora o una hora y media, para que tome cuerpo y se endurezca un poco. Por otro lado vamos a cortar el dulce de membrillo en trozos pequeños y los echamos en una cacerola, junto con medio vaso de agua, y a fuego suave vamos a ir removiendo para que se derrita el membrillo y se forme una crema sin trozos, que usaremos para el relleno de la pasta frola.

    Pasado el tiempo de reposo, sacamos la masa de la nevera, nos quedamos con tres cuartas partes y guardamos el resto. Estiramos en una superficie plana y enharinada con un rodillo hasta dejarla con un grosor más bien fino. Con ella cubrimos el molde que vayamos a emplear para hacer la pasta frola, recortando los bordes de masa que sobresalgan. Recuerda que el molde hay que engrasarlo con mantequilla y harina espolvoreada por encima para evitar que se pegue la masa al hornearla, salvo que el molde que vayas a emplear sea de silicona, material que permite el horneado sin que se quede pegado el contenido.

    Una vez tenemos el molde cubierto con la masa, la cual ajustamos bien por todos lados, encendemos el horno y lo precalentamos a 200ºC. Vertemos la crema de membrillo sobre la masa, cubriéndola bien sin que sobresalga por los bordes, y nos ponemos a preparar las tiras de masa para el adorno. La masa que reservamos la estiramos y hacemos con ella tiras alargadas y finas, y formamos el típico enrejado de la pasta frola, que pintaremos después con huevo batido. Metemos el molde en el horno y dejamos cocinar unos 25-30 minutos, hasta que la masa quede bien hecha y con buen color. Al sacarla la dejamos templar fuera del horno y después se guarda la pasta frola de membrillo en el frigorífico hasta que vayamos a servirla.