Pasta Frola de Arándanos

  • Pasta Frola Tradicional

  • Pasta Frola de Batata

  • Pasta Frola de Manzana

  • Pasta Frola de
    Frambuesa y Cereza

  • Pasta Frola de
    Chocolate y Naranja


  • "Pasta Frola de Arándanos"

    Pasta Frola de Arándanos


    Esta receta es ideal para todos los que disfrutáis preparando todo tipo de postres y dulces. Esta pasta frola de arándanos es fácil de elaborar y el resultado es realmente sabroso.

    Ingredientes:

    - 425 gramos de harina
    - 3 huevos grandes
    - 150 gramos de mantequilla
    - 100 gramos de azúcar
    - 450 gramos de dulce de arándanos
    - Un chorrito de vino de Oporto o vino dulce
    - Esencia de vainilla




    Preparación:

    Comenzaremos esta pasta frola de arándanos preparando la masa que nos servirá de base para la tarta. La haremos mezclando en un bol o un vaso dónde podamos batir bien con la batidora, el azúcar, la harina tamizada y la mantequilla. Recomendamos batir con una batidora tradicional con las varillas colocadas o bien con una batidora de varillas, para que el resultado sea el mejor, aunque se puede hacer también a mano, pero costará más trabajo y el resultado puede no ser tan bueno, pero hazlo como prefieras.

    A esa masa resultante de aspecto blanquecino le añadiremos los huevos uno a uno, y batiendo cada vez que agreguemos no de ellos, de esta forma se mezclarán mejor y más fácilmente que si se echan todos los huevos a la vez. Le podemos añadir una cucharadita de esencia de vainilla junto a los huevos, para darle un toque de sabor especial a la masa, y seguimos batiendo hasta terminar de integrar todos los ingredientes en una masa homogénea. Al acabar hacemos una bola con la masa y guardamos en la nevera una hora al menos, cubierta con papel transparente.

    Mientras tenemos la masa en el frigorífico para que tome cuerpo, vamos a ponernos a preparar el relleno de nuestra pasta frola. Para hacerlo vamos a echar el dulce de arándanos en un bol y le añadimos un chorrito de vino de Oporto o vino dulce, y con la ayuda de un tenedor por ejemplo, aplastamos bien el dulce de arándanos, hasta que quede todo bien mezclado y sin trozos. Si quieres puedes hacerlo en una cacerola a fuego suave, para ayudarte a conseguir un buen resultado. Al acabar de hacer este paso, reservamos y aprovechamos para poner el horno a 190ºC.


    Con la masa ya fuera de la nevera, reservamos como una tercera parte, y con el resto vamos a estirarla y dejarla con un grosor de un centímetro más o menos, y cubrimos con ella el molde que vayamos a emplear, prensándola bien sobre el mismo. Recortamos todo lo que sobresalga del molde y después vertemos la crema de arándanos que habíamos preparado antes, cubriendo toda la masa con cuidado que no sobresalga por los bordes. Ya sólo queda estirar la masa que reservamos y formar con ella unas tiras finas y alargadas, con las que cubriremos el molde formando una especie de reja, el típico adorno de la pasta frola, y pintamos esas tiras con huevo batido. Una vez que el horno esté listo, metemos nuestra pasta frola en el mismo y mantenemos unos 40 minutos, tiempo tras el cual la masa estará bien horneada. Tras comprobarlo, la sacamos y dejamos enfriar fuera del horno, y después podemos comerla a temperatura ambiente o meterla un rato en el frigorífico para comerla más fría, como cada uno prefiera.